Así como los hombres, y también los objetos, poseen la capacidad de expresarse mediante una lengua, su lengua, al igual que las lenguas clásicas, también se han ido traduciendo sucesivamente para que podamos comprenderlas. Los estudios tradicionales sitúan la traducción en el espacio que hay entre dos idiomas independientes, pero la presencia de lenguajes objetuales -lenguas producto de las prácticas que no se configuran atendiendo a la herencia cultural- posiciona ahora este proceso de traducción dentro de cada una de ellos.

Divx_headquarters_nuevos_analfabetismos

Si llevamos el discurso al extremo, podremos decir que dicho proceso va situándose entre el hombre y el objeto, coincidiendo con el lenguaje real y propio. Y si ésto fuese así, estaríamos frente a una serie de nuevos lenguajes sin precedentes, de los cuales derivan a su vez nuevos analfabetismos.

En la actualidad, la incorporación de lo digital ha englobado y ampliado la cuestión. Estos nuevos analfabetismos no están sólo relacionados con los lenguajes que se han desarrollado de un modo natural en el formato digital, sino que también se relacionan, de manera indirecta, con aquellos lenguajes que continúan evolucionando para mantener otros a su vez y con las formas de expresión que denominamos tradicionales.

Un ejemplo se da en el lenguaje audiovisual, en el que cada objeto se somete a una serie de cambios entre emisor y receptor. Para evaluar un formato vídeo se debe considerar la compresión, codificación y decodificación que el archivo admite para finalmente poder obtener en el display la última transformación. Tal valoración, que en apariencia es sólo técnica, es comparable al habitual control de calidad, fiabilidad y credibilidad de las fuentes bibliográficas y de los autores citados que se lleva a cabo. Podríamos decir pues, que veremos cada uno de los partidos del próximo mundial de fútbol gracias a que la señal se transformará de un modo sensible en los diferentes dispositivos y denominar este modelo de comunicación como un “boca a boca” entre usuarios capaces de reconocer un mensaje si se reorganiza su lógica gramatical. La comprobada distorsión generada por continuas actualizaciones tiene un impacto indirecto en el contenido, enmudece el lenguaje. Cada actualización es codificada mediante las opciones que, actuando como respuesta a diferentes exigencias, son el resultado de cada contexto específico.

Aquello que un software es capaz de hacer para el usuario, como traducir un sistema de símbolos numéricos en un lenguaje que sí seamos capaces de reconocer, es una capacidad programada con el objetivo de atender la demanda de la autoría, la portabilidad, la comercialización, la calidad y la fidelidad. Se podría entonces decir que hay mucho más de lengua en el codec, en la codificación digital de una señal, que en la propia señal. Extrañamente el hombre se preocupa de crear nuevos sistemas de comunicación sin haber observado primero los límites de los que ya tenemos, por lo que la lengua se muestra siguiendo un criterio arbitrario de las opciones elegidas. Aprender a tratar un vídeo, a leerlo y analizarlo, equivale por lo tanto al estudio de un idioma extranjero cuyo contexto socio-cultural de referencia no coincide con los límites de las naciones.

Entorno a todo esto se desarrolla la guerra más grande vivida por nuestra generación, un conflicto que ha generado en la actualidad un entorno lingüístico confuso, en el que unos códigos parecen ser mejor que otros, identificàndose como nuevas clases sociales. Tal proceso se ve corroborado por el progreso tecnológico que nos crea la ilusión de poder comunicarnos a través de los nuevos lenguajes de un modo inmediato, sin la necesidad de estudiarlo y comprenderlo. El hecho de querer negar una educación necesaria y de considerar el analfabetismo como un modo de suficiencia, traza un camino de barbarie. No es obvio que confiar en los instintos permita interpretar, conocer e incluso reproducir un determinado lenguaje. Una demostración de ello es la proliferación de errores de lógica y gramática en el uso de la mayoría de estas nuevas lenguas.

Así, hemos querido señalar la complejidad del tema, su importancia y cómo sin embargo es visto como algo secundario y ocultado bajo la denominación de user friendly.

Appunti e riflessioni / Notas y reflexiones propone tratar el concepto traducción con varias declinaciones, no todas ellas relacionadas con lo digital, sino considerándolo un punto de partida extrapolable para adquirir mayor conciencia de la complejidad de la cuestión lingüística. Existen piedras de Rosetta de nuevos lenguaje que se actualizan continuamente ante nuestros ojos.

[1] Hito Steyerl, The Language of Things

Download #3
Rosetta Stone