El trabajo en la sociedad neoliberal se ha convertido en una forma más de alienación, obligándonos a desempeñar una labor con la que pagar la permanente deuda que contraemos con el sistema capitalista y la cual define nuestras vidas. Como oposición a este hombre endeudado (Maurizio Lazzarato, 2007) surge la idea de asociación y colaboración como las cooperativas de organización horizontal, en las que el trabajo como es entendido por el capitalismo desaparece dando lugar a una serie de labores que son desempeñadas para un crecimiento común.

En este sistema cooperativo el artista podría introducir un discurso paternalista; sin embargo, puede también aparecer como un miembro más, otro productor que transmite sus ideas para que sean usadas y desarrolladas por la comunidad, que obtendrá un beneficio de esta colaboración. Y es así como el arte se convierte en una herramienta de cambio social: como activador del discurso colectivo.

Aimée Zito Lema. “Sentarse es una accion”, 2010.

El trabajo de la artista Aimée Zito Lema (1982, Amsterdam) se inscribe en este tipo de colaboración con comunidades. Ella es una participante más y su trabajo no es el protagonista, sino los resultados que obtienen sus miembros. De esta forma, Zito Lema convierte su obra en detonante de acciones colectivas; es el caso de su proyecto Zitten is een Werkwoord (Sentarse en una acción) que comenzó en 2010 en la fábrica IMPA, Buenos Aires. Esta fábrica había sido cerrada a causa de la crisis económica y posteriormente fue recuperada por un grupo auto-organizado de trabajadores. Dentro de la propia fábrica los trabajadores crearon también una universidad: La universidad de los trabajadores que ofrece una educación diferente tanto a aquellos que no pueden permitirse acceder a la educación reglada, como para los que buscan una alternativa pedagógica. En este proyecto, la artista trabaja con los estudiantes, profesores y trabajadores para proveer a la universidad del mobiliario básico que necesita. Juntos construyen numerosas copias de la silla Crate, que Gerrit Rietveld diseñó sin copyright, creando de este modo algo útil para la comunidad y generando paralelamente una forma colectiva de aprendizaje. Esta acción se repetirá más adelante en Casco, office for Art, Design & Theory, donde durante un taller enmarcado dentro del proyecto (Un)Usual Business se construirán muchas más sillas Crate que pretenden estimular la conversación entre los participantes. Estos talleres, junto con otras y diversas actividades que se realizan regularmente en Casco, son el resultado del interés de la institución por generar nuevas pedagogías y otras formas académicas, idea que es también compartida por Zito Lema, siendo muestra de ello el trabajo realizado durante su participación como artista invitada en Artist at work, que organiza la misma institución.

La idea de lucha social y del trabajo en común como arma política se repite con frecuencia en la obra de la artista. En su proyecto de investigación Rond da jambe, un grupo de performers profesionales y amateurs evoca los movimientos producidos durante las protestas por la construcción del Stopera – edificio que albergará el Ballet Nacional y la Ópera en Amsterdam. Los ciudadanos se manifestaron fuertemente en contra de esta edificación destinada al disfrute de las élites y cuyo espacio revindicaban para un uso social. En la performance que se representó en la Rijksakademie en Noviembre de 2015, los participantes surgían de entre el público e iban sumándose poco a poco a esa suerte de baile en que se habían convertido los, originariamente, movimientos de protesta y a los que inevitablemente todos los espectadores pertenecían ya.

El trabajo de Aimé Zito Lema consigue transmitirnos no solo la idea de comunidad, sino la necesidad de aprender compartiendo. Porque, como ella cita muy acertadamente en su página web: Aprendemos a estar juntos, antes de aprender a estar separados (Richard Sennett).

Aimée Zito Lema. “Rond de jambe”, 2015.

Aimée Zito Lema. “Rond de jambe”, 2015.

Alba Folgado es comisaria independiente e investigadora. Ha estudiado Bellas Artes y Gestión Cultural. También ha trabajado en varias instituciones y espacios internacionales como Stedelijk Museum Bureau Amsterdam, West, y W139. Sus intereses son, entre otros, la cultura crítica y su conexión con temas de actualidad social y los modelos pedagógicos alternativos.